LITERATURA GRIEGA – LA ÉPICA. HOMERO

Haz click para escuchar o descargar
http://www.ivoox.com/literatura-griega-epica-homero_md_2105265_1.mp3″

1. Homero. La poesía épica.

La poesía épica es aquella que narra las hazañas realizadas por héroes en un época legendaria, en forma versificada, de forma oral o escrita. El género de la poesía épica oral griega está representado principalmente por dos obras, La Ilíada y la Odisea , dos poemas épicos atribuidos a Homero, compuestos entre los siglos VIII y VI.

La Ilíada narra un episodio acaecido en el décimo año de la guerra de Troya. Aquiles, ofendido e irritado contra Agamenón por obligarle a devolverle una esclava que previamente aquél le había regalado, decide retirarse de la lucha. En su ausencia, los griegos sufren continuas derrotas, hasta que Patroclo, un amigo suyo, muere a manos de los troyanos. Regresa entonces a la batalla para vengarlo. Se enfrenta al héroe troyano, Héctor, y lo vence. La epopeya acaba con los funerales en honor a Héctor.

La Odisea narra las desventuras de Ulises en su intento de regresar a su patria, concluida la guerra de Troya.

Forma.

La característica formal más destacada de esta poesía épica es su carácter oral: los poemas fueron compuestos y transmitidos oralmente, sin ayuda de la escritura.

Una consecuencia de su carácter oral es el lenguaje formular: consiste en el empleo de frases hechas que se repiten con frecuencia, por ejemplo los epítetos que describen a muchos de los personajes (“Aquiles, el de los pies ligeros”, o bien “Atenea, la de ojos de lechuza” etc.). Se trata de una técnica o “truco” que facilitaba a los poetas la composición y la memorización.

Los poemas homéricos están escritos en un dialecto literario, propio del género épico, y que no se corresponde con ninguno de los dialectos griegos hablados. En su mayor parte se trata del dialecto jonio, con influencias notables del eolio, y la presencia de numerosos arcaísmos. Su origen geográfico podría situarse en la región de Esmirna, en Asia Menor, es decir, en una zona fronteriza entre el dialecto jonio y eolio. De hecho, la tradición menciona a Esmirna o a Quíos (la isla que está enfrente) como la patria de Homero. La presencia de arcaísmos se debe a su origen antiguo (los poemas debieron empezar a componerse a fines de la época Micénica, varios siglos antes de que fueran recogidos por la escritura).

En cuanto a la métrica, utilizan el verso llamado “hexámetro” (una serie de seis medidas o “pies” de estructura – ˘ ˘ ), un tipo de verso que desde Homero quedó fijado como el verso propio del género épico.

Μῆνιν ἄειδε θεὰ Πηληϊάδεω Ἀχιλῆος 

οὐλομένην, ἣ μυρί᾽ Ἀχαιοῖς ἄλγε᾽ ἔθηκε 

¡Canta, oh diosa, la cólera del Pelida Aquiles;
cólera funesta que causó infinitos males a los aqueos!
 http://www.ivoox.com/iliada-homero-canto-i_md_3828464_wp_1.mp3″ (descargar traducción canto I)

La Ilíada sigue una estructura lineal. La estructura de la Odisea es más complicada: se desarrollan dos narraciones paralelas. La acción principal (regreso de Ulises a Ítaca) discurre paralela a la historia de Telémaco, hijo de Ulises, que igualmente viaja para buscarlo y afronta otras dificultades. Ambas acciones paralelas se unen a partir del canto XVI, con el regreso y reencuentro de Ulises con su esposa Penélope y su hijo, y la venganza sobre los aristócratas que pretendían quedarse con su hacienda.

Origen de la poesía épica en Grecia

El género de la poesía épica oral ha surgido a menudo en sociedades con una inclinación a la guerra y a la aventura; existencia de una nobleza poderosa; una cultura material pobre, sin refinamientos; donde la virtud que más se aprecia es el valor guerrero y la honra personal. La elaboración literaria de los hechos heroicos se realiza en una época posterior, cuando los hechos relatados pertenecen ya al pasado ilustre y legendario.

En el caso griego, la literatura épica se desarrolló sobre el 720 a.C., mientras que la época heroica-mítica a que alude es la civilización micénica, que terminó en el 1100 a.C.

Los poemas épicos son el resultado de una tradición oral centenaria. Fueron compuestos, modificados y transmitidos por generaciones sucesivas de poetas anónimos (llamados aedos o rapsodas). El rapsoda recitaba un texto aprendido de memoria, pero además introducía cambios, añadiendo o suprimiendo cosas, de acuerdo con el gusto del público.

La cuestión homérica

Puesto que los poemas épicos son el resultado de una larga tradición oral, es discutible si realmente existió Homero, o es sólo un nombre. Los antiguos griegos y romanos no dudaron de la existencia histórica de Homero. Sin embargo, no se ponían de acuerdo sobre su lugar de origen ni la época en que vivió. De todos modos, esto no es de extrañar, pues una de las características del género épico es que los poetas se mantengan en el anonimato y no hagan referencia a sus propias vidas en sus poemas (lo contrario del género lírico).

Hay algunas diferencias de contenido que hicieron pensar que la Ilíada y la Odisea eran obras de autores distintos. En la Odisea los personajes se reparten entre “buenos” y “malos” (los que favorecen u obstaculizan el regreso de Ulises) de forma más clara que en la Ilíada. Además, mientras que las descripciones del paisaje faltan prácticamente en la Ilíada, éstas abundan en la Odisea.

Actualmente se acepta que pudo existir un poeta llamado Homero, originario de Esmirna o la isla de Quíos, el cual no sería el autor de los poemas en su totalidad, pero su participación en la elaboración definitiva debió ser decisiva. Los poemas fueron recogidos por escrito por una comisión de literatos en tiempos de Pisístrato (ca. 520 a.C.) y salvados así del olvido, según nos informa Marco Tulio Cicerón.

El héroe homérico

El sujeto de la poesía homérica es el héroe ἥρως:  Ájax, Aquiles, Héctor, Eneas etc.. La acción la mueven personas individuales: los héroes (o heroínas), y todos los demás son acompañantes que sufren sus fracasos o éxitos.

Los héroes homéricos siguen la llamada “moral agonal” (de ἀγών, competición, certamen). Según eso, lo más importante es la ἀρετή “primacía, excelencia, ser el mejor, nobleza”, equivalente al concepto de “honor, honra” en la Edad Media europea. Un héroe, pues, es el que tiene ἀρετή, debido a su linaje o a sus hazañas.

Aquiles es el personaje más típicamente heroico. La disputa inicial de Aquiles con Agamenón ha de entenderse como una cuestión de ᾿ἀρετή, “excelencia”: se niega a luchar por sentirse ofendido, al considerar que se le ha tratado de inferior y no se reconoció suficientemente su valía.

Es interesante observar que el carácter de este personaje evoluciona y cambia a lo largo de la narración: hay un progreso moral. El héroe furioso de principios de la Ilíada evoluciona a un tipo más complejo: el regreso de Aquiles a la lucha se debe a la muerte de Patroclo, su más querido amigo, que no puede quedar sin venganza. Así su cólera cede ante un sentimiento más noble y con ello la personalidad del héroe gana en complejidad. Después, cumplida la venganza con la muerte de Héctor, el carácter de Aquiles da un nuevo paso: surge en él un sentimiento de compasión ante las súplicas de Príamo para que le entregue el cuerpo de su hijo. El hecho de ceder no menoscaba su honor (ἀρετή),  y gana en humanidad.

Héctor representa un ideal de heroísmo más moderno, unido al deber patriótico del ciudadano y al deber para con su familia 1. Es una personificación de la grandeza y debilidad humanas: Zeus contempla (canto XVII) cómo viste la armadura arrebatada a Patroclo, y compadece al héroe que luce magnífica armadura cuando ya se han abierto para él las puertas del Hades.

Ulises se distingue por la prudencia, mezclada con la astucia. Sabe escapar de cualquier aprieto y esperar el momento oportuno. Esto se pone de manifiesto en sus peripecias en el mar, cuando afronta los obstáculos y adversidades del irritado Poseidón. Ulises mantiene un moderado equilibrio entre la humildad y la arrogancia (el exceso de arrogancia es llamado ὕβρις, lo que atrae inevitablemente el enojo y castigo de los dioses). Ulises es modelo de un hombre más “moderno”: alguien que sabe emplear las palabras tan bien como las armas, y para quien más vale maña que fuerza; es un hombre dueño de sí mismo que aprecia su libertad, y su meta ya no es conseguir honores ni tesoros, sino regresar a Itaca.

HESÍODO

Alrededor del 735 a.C. vivió Hesíodo, autor de dos poemas extensos, la Teogonía, en la cual describe la creación del mundo y el origen de los dioses, y Los Trabajos y los Días , una obra didáctica en la que da consejos sobre cómo cuidar de la hacienda y las labores agrícolas. Aunque por su contenido se aleja del mundo claramente épico de Homero, sin embargo utiliza el mismo dialecto literario y el mismo tipo de verso, y por ello hay que considerarlo una variante de la producción épica griega.

notas:

1 Cuando en el canto XII se le señala un mal agüero y se le pide precaución, Héctor rechaza el presagio diciendo “el mejor agüero es éste: combatir por la patria”. Héctor conoce su destino trágico, pero ha de cumplir con su deber.

———

vídeo documental sobre la figura de Odiseo-Ulises

——–

Recitación de la Ilíada de Homero, íntegra, en español
ILÍADA canto I http://www.ivoox.com/iliada-homero-canto-i_md_3828464_wp_1.mp3″ (descargar)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s