LITERATURA GRIEGA – LA PROSA – HISTORIOGRAFÍA

Aquí puedes escuchar y descargar el tema de la literatura griega – la prosa: historiografía. El texto está en el cuadernillo para segundo de bachillerato (documento pdf)

(photog. by endefere)
http://www.ivoox.com/literatura-griega-prosa-historiografia_md_2137513_1.mp3″ (descargar audio)

 (en color negro, lo esencial para memorizar; en rosa lo menos esencial)

 

HISTORIOGRAFÍA

 

 

Los primeros historiadores, llamados logógrafos, se preocupaban sobre todo por las genealogías (historias de familias ilustres desde sus más remotos antepasados), y estudios geográficos y etnológicos (costumbres, instituciones etc.)

Antes del siglo V a.C. no hubo un intento serio de organizar científicamente el estudio de la historia. Incluso los estudios cronológicos (listas de arcontes etc.) carecían de rigor. Con Heródoto (s. V a.C.) comienza la historia a ser seria y racional, además de un género literario. Pero es con Tucídides como la historiografía se convierte en una ciencia.

HERÓDOTO

Heródoto de Halicarnaso (Ἡρόδοτος Ἁλικαρνασσεύς, 484 – 425 a.C.), llamado ‘el padre de la historia’, viajó por Egipto, Siria, Babilonia, Persia y, por supuesto, la Hélade. Sobre el 450 a.C. llega a Atenas, donde forma parte del círculo de Pericles, el gobernante que hizo de Atenas la capital cultural del mundo griego.

En cuanto al contenido de su obra, las Historias (Ἱστορίαι, literalmente «investigaciones, exploraciones»), describe la guerra entre Grecia y Persia, en el marco global de un enfrentamiento secular entre Oriente y Occidente, según su punto de vista.

Pero hay en Heródoto otros centros de interés, por ejemplo el geográfico y etnológico, aunque se queda a menudo en lo superficial.

Forma y estilo. (1) Estructura de la obra.- Las / de Heródoto nos han llegado divididas en nueve “libros”. Narran los sucesos de las Guerras Médicas. Pero dicha narración sólo comienza a partir del sexto libro, estando los cinco primeros dedicados a describir los países que son el escenario de la historia y que él había visitado. Se supone que el proyecto originario era la descripción del imperio persa. Su estancia en Atenas le hizo cambiar el plan y propósito de la obra, que desde entonces es la narración de las Guerras Médicas. Probablemente Heródoto decidió aprovechar la parte ya escrita, dejándola como preámbulo de la narración principal.

Su (2) estilo es fluido, y dialecto es el jónico. El estilo sencillo, y el hecho de que en su narración se mezclan hechos históricos y leyendas, lo convierte en un relato de lectura agradable.

En cuanto a su ideología, elpensamiento de Heródoto tiene algo de arcaico o conservador, emparentado ideológicamente con Esquilo o Sófocles. Por ejemplo, la historia que hace Heródoto tiene explicaciones religiosas: la voluntad de los dioses es la que provoca la derrota o fracaso de los personajes que mueven la historia y sus pueblos. Así, por ejemplo, Jerjes es derrotado por los griegos como castigo divino por haberse comportado con arrogancia (u#briv).

En cuanto a su valoración como historiador, lo más destacable es que Heródoto convierte a la historiografía en un género literario, con unos rasgos propios: (1) el elemento narrativo propiamente dicho, (2) la investigación de las causas que mueven el acontecer histórico, y (3) los discursos, que en Tucídides hallarán su manifestación literaria más perfecta. Sin embargo, Heródoto aún no es riguroso en la búsqueda de la objetividad histórica, ya que se permite mezclar la leyenda con la historia. Hay que esperar a Tucídides, para que la historia se convierta en ciencia.

audiolibro

Descargar Las Historias de Herodoto en modo audiolibro en castellano: libro I, capítulos i-xii

TUCÍDIDES

Tucídides fue historiador, político y militar, de una familia ilustre de Atenas. En el 424 fue elegido estratego; pero, al fracasar la misión que se le encomendó, fue condenado al destierro y tuvo que estar veinte años ausente de Atenas, a donde volvió tras la derrota final de la ciudad en la Guerra con Esparta (404). Obligado así a la inactividad militar, se dedicó a escribir su “Historia de la Guerra del Peloponeso“. Dos razones le impulsaron: una de índole personal (deseo de justificar su actuación) y otra ideológica (dejar testimonio de unos sucesos y una época trascendental). Se cuenta que Tucídides murió asesinado en Atenas o Tracia, con lo que se pretende explicar la repentina interrupción de su relato cuando relataba los sucesos del año 411, por lo que su obra quedó inconclusa.

Su lugar en la historiografía: La historiografía griega alcanza su momento culminante en Tucídides. Condena a Heródoto por contar historias cuya veracidad no podía ser atestiguada. Por contra, el buen historiador debe -según Tucídides- basarse en información verídica, preguntando a testigos directos de ambos bandos contendientes, e incluso manejando fuentes escritas (documentos).

Ideología. Qué es “la Filosofía de la Historia”: La observación fundamental de Tucídides, que quiere transmitir, es que la dinámica de las relaciones entre estados no está regida por la moral ni la justicia, sino sólo por el principio de equilibrio de poderes y la lucha constante por la hegemonía. Cuando el potencial de fuerza entre dos estados es diferente, la relación se establece en la sumisión del más débil al más poderoso. Cuando el potencial es equivalente, se crea una equilibrio inestable, que se romperá para intentar un nuevo ajuste de acuerdo con las realidades de las fuerzas.

Tucídides tiene en cuenta también la existencia de personalidades directrices, líderes políticos, jefes militares etc. cuyas ideas y voluntades influyen en el curso de la historia. Por ello, una característica de su obra es que incluye discursos puestos en boca de estos personajes importantes. Se trata de un recurso literario para darnos a conocer el carácter del personaje, la psicología de los protagonistas de la historia (recurso que ya estaba en Heródoto, pero que Tucídides amplía).

En cuanto a su estilo, Tucídides, usa el dialecto ático y una prosa densa, con construcciones gramaticales complicadas. Sólo en algunos pasajes de los discursos emplea una lengua más sencilla.

JENOFONTE (430- 355? AC.)

Perteneciente a una familia ateniense acomodada. Su infancia y juventud transcurrieron durante la Guerra del Peloponeso (431-404 a. C.), en la que participó formando parte de las fuerzas ecuestres. Fue discípulo de Sócrates y escribió diálogos inspirados en él, pero le atraía más la equitación y la milicia. En el 401 se alistó como mercenario para la expedición que Ciro el Joven preparó para derrocar a su hermano el rey de Persia Artajerjes II. El relato de Jenofonte sobre esta expedición lleva por nombre Anábasis (Ku/rou Ana/basiv ) y es su obra más conocida. En ella relata, en un estilo ameno cercano a la novela, cómo tras la muerte de Ciro en la batalla de Cunaxa (cerca de Babilonia), los mercenarios griegos quedaron abandonados a su suerte, por lo que tuvieron que abrirse paso a través de 1.500 km de territorio hostil hasta conseguir volver a Grecia.

Tras regresar a Grecia, su ideología conservadora lo llevó a ponerse al servicio del rey espartano Agesilao II, que comandaba un ejército para proteger las ciudades griegas de Asia Menor de los persas. Sin embargo, la alianza griega pronto se rompió y en el 394 a. C. tuvo lugar la batalla de Coronea, en la que Esparta se enfrentó a una coalición de ciudades griegas de la que formaba parte Atenas. Jenofonte tomó parte en la batalla al servicio del rey espartano, por lo que fue desterrado de su patria. Se estableció entonces en Olimpia y luego en Corinto1, dedicándose a la escritura de numerosas obras, no sólo históricas, sino también técnicas (por ejemplo sobre equitación o la administración de una finca).

Obras:

Destaca su Anábasis porque recoge experiencias propias, que describe en un estilo sencillo y novelesco, de modo que resulta una lectura agradable. Además es valiosa por la cantidad de datos etnográficos que recoge. La Anábasis narra la expedición de Ciro a través de Asia Menor, hasta la batalla de Cunaxa (cerca de Babilonia), donde muere Ciro, y la retirada, llena de aventuras, de los mercenarios griegos a través de Armenia hasta el Mar Negro, de donde embarcan hacia Grecia.

Su obra histórica Las Helénicas narra los sucesos en Grecia desde el 411 hasta el 362, es decir desde el final de la Guerra del Peloponeso y sucesos posteriores. Pretende continuar la Historia de Tucídides en el punto en que aquél la había dejado inconclusa. De hecho, comienza con μετάταῦταdespués de estas cosas”, y sigue el mismo procedimiento expositivo que Tucídides : el principio analístico (exposición de los sucesos de forma cronológica año a año).

Al ser esta obra de Jenofonte una continuación de la de Tucídides su valoración literaria sufre un menoscabo en la necesaria comparación. Sin embargo, hay que destacar positivamente su caracterización de algunos personajes y la descripción de escenas aisladas. Pero como historiador, Jenofonte se queda a menudo en la superficie de las cosas, mientras que Tucídides ahondaba más en las causas del acontecer humano.

Otra obra interesante es la Ciropedia (Ku/rou paidei/a), la historia de la educación, juventud y ascensión al poder de Ciro I (el fundador del imperio persa). Jenofonte deja caer aquí sus ideas aristocráticas, cuando menciona como causas que labraron la grandeza del personaje su cualidades heredadas por linaje, además de la educación. El mérito literario de esta obra es que anticipa el subgénero literario de la biografía (con gran desarrollo posterior en la literatura helenística y romana), e incluso podría decirse que tiene elementos novelísticos.

 

1 Olimpia estaba en territorio eleo, conquistado por Esparta. En el 371 a. C. tuvo lugar la batalla de Leuctra, tras la cual los eleos recuperaron los territorios que les habían sido arrebatados, y Jenofonte tuvo que trasladarse a Corinto. Posteriormente, el poder emergente de Tebas originó una nueva alianza espartano-ateniense contra Tebas, por lo que le fue levantada la prohibición de volver a su patria. Sin embargo, no hay evidencia de que Jenofonte retornara a Atenas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s