DIOSES MENORES

He aquí la lectura (a modo de ‘audiolibro’) de un capítulo del libro “La religión Griega”, de Walter Burkert, acerca de los dioses menores, aquellos que eran también objeto de culto y son mencionados por los poetas, pero siempre en un plano secundario.
Haz click abajo en el reproductor para escuchar.

(descargar)

Entre estos dioses menores, tenemos a Hestia, Ilitía, Enialio, Hécate, Prometeo, Leto, Tetis, Leucótea, Eurínome, Proteo, Nereo, Forcis, Pan. Acerca de ellos podéis consultar unas páginas interesantes pulsando sobre los siguientes enlaces:

Hestia Hestia 02Lt

Hestia – Personification of the Sacred Fire

Ilitía (Εἰλείθυια ) Eileithia (Encyclopedia Mythica); Ilitía (Wikipedia)
Enialio (Ἐνυάλιος, transliterado también Enialo)  Enyalius (Wikipedia)
Hécate(Ἑκάτη )  Hecate (Greek Mythology Link)
Prometeo (Προμηθεύς)

Prometeo (Wikipedia)

(¿Problemas con el audio? Cambia de navegador, o actualízalo, a ver si así…tal vez…. ¡Suerte!)

Anuncios

3 pensamientos en “DIOSES MENORES

  1. Hestia era la mayor de las tres hijas de los titanes Cronos y Rea. Se le consideraba la diosa del hogar y de la vida de la casa. Nunca se casó, ya que le daba gran importancia a la virginidad, la pureza y la limpieza. Su papel mitológico es menor, por ello se le considera una ‘diosa menor’, pero su función en la vida diaria no era insignificante. En las ciudades griegas se mantenía siempre una antorcha encendida, de la cual se tomaba el fuego para iluminar los hogares. Hestia era la patrona de esos hogares; cualquier nueva colonia que surgiese tomaba el fuego de esa llama original para iluminar la nueva ciudad, estando ella siempre presente en esos hogares.

    Al ser la diosa del hogar, a penas salia del Olimpo, por lo que aparece escasamente en los relatos mitológicos a pesar de ser una de las principales diosas de la religión griega y, posteriormente, romana.

  2. Pan (Πάν) era el semidiós de los pastores y rebaños, especialmente venerado en Arcadia, a pesar de no contar con grandes santuarios. En la mitología romana se identifica a este dios con Fauno. Por otra parte, en muchos aspectos, el dios Pan tiene cierta similitud con Dioniso, de cuyo cortejo formaba parte.

    Pan era, también, el dios de la fertilidad y de la sexualidad masculina desenfrenada. Dotado de una gran potencia y apetito sexual, se dedicaba a perseguir por los bosques, en busca de sus favores, a ninfas y muchachos.

    Era el dios de las brisas del amanecer y del atardecer. Vivía en compañía de las ninfas en una gruta del Parnaso llamada Coriciana, según dicen. Le agradaban las fuentes y la sombra de los bosques, entre cuya maleza solía esconderse para espiar a las ninfas, o bien correteaba tras las ovejas y espantaba a los hombres que penetraban en sus terrenos.

    Se le atribuían dones proféticos. Era cazador, curandero y músico. Portaba en la mano el cayado o bastón de pastor y tocaba la siringa (σύριγξ), a la que también se conoce como Flauta de Pan.

    Se dice que Pan era especialmente irascible si se le molestaba durante sus siestas. Los habitantes de Arcadia tenían la creencia de que, cuando una persona dormía la siesta, no se la debía despertar bajo ningún motivo ya que, de esa forma, se interrumpía el sueño del dios Pan.

  3. Ilitía: diosa de los nacimientos y las comadronas. Hesiodo la describió como hijo de Zeus y Hera, con lo que estuvieron de acuerdo Apolodoro y Dioro Sículo. Pausanias la describió como ‘la hábil giradora’ identificándola claramente con el destino y la hacía más antigua que Crono.
    Está relacionada con Artemisa y Hera pero no desarrolla carácter propio alguno. En el himno órfico, la relación de una diosa de los nacimientos como un epíteto de la virginal Artemisa, haciendo a la mortífera cazadora también ‘la que viene en ayuda de las mujeres en el parto’.
    En la Ilíada, Homero representa a Ilitía sola a veces como ‘la aguda pena del dolor baja sobre la mujer de parto, la amargura que las duras ilitías traen, las hijas de Hera, que ejercen en el poder de los amargos dolores de parto’.
    Según el tercer himno honórico a Apolo Delio, Hera retuvo a Ilitía para evitar que Leto pariese a Artemisa y Apolo. Los demás dioses presentes en el nacimiento en Delos enviarán a Iris para que la trajese. En cuanto Ilitía puso pie en la isla, nacieron los dioses.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s