Ovidio. Amores (Lib. I, ix)


Un fragmento de la obra Amores de Ovidio, recitado en español. En concreto es el fragmento del Lib. I – IX y que nos presenta una analogía entre el amante y el soldado. Esta analogía es evidente incluso por ser inherente a la genealogía del dios Amor, siendo como es, hijo de Venus y de Marte, Diosa relacionada con la sensualidad, belleza y el, amor y el dios de la guerra, respectivamente.

Amores. Libro I, 9.  Audite!
(descargar)
Soldado es todo enamorado y Cupido tiene su propio campamento;
Ático, créeme, soldado es todo enamorado.
La edad que es adecuada para la guerra, lo es también para el Amor.
Fea cosa es un soldado viejo, fea cosa el amor de un viejo.
Los ánimos que los jefes buscan en un soldado valiente,
son los que busca una bella joven en el hombre que le acompaña.
Hacen vela los dos, en tierra descansan uno y otro,
uno guarda la puerta de su dueña, el otro la de su general.
El deber de un soldado es el largo camino. Envía tú lejos a una joven: el valiente amante la seguirá al fin del mundo. […]
¿Quién, a no ser un soldado o un amante soportará los fríos de la noche y las nieves mezcladas con la tupida lluvia?
Se envía a uno a espiar al enemigo; el otro pone en su rival
sus ojos como si fuera un enemigo.
Aquél asedia poderosas ciudades, éste el umbral de la amada altiva, éste rompe puertas, pero aquél entradas […]
Yo mismo era perezoso y nacido para el indolente ocio;
el lecho y la penumbra habían ablandado mi ánimo;
las cuitas por una hermosa muchacha despertaron al cobarde
y le ordenaron ganarse la soldada en el campamento.
Desde entonces me ves ágil y dispuesto a las luchas nocturnas
¡El que no quiera convertirse en un vago, que ame!

Militat omnis amans, et habet sua castra Cupidus;
Attice, crede mihi, militat omnis amans.
quae bello est habilis, Veneri quoque convenit aetas.
turpe senex miles, turpe senilis amor.
quos petiere duces animos in milite forti,
hos petit in socio bella puella viro.
pervigilant ambo; terra requiescit uterque,
ille fores dominae servat, at ille ducis.
militis officium longa est via; mitte puellam,
strenuus exempto fine sequetur amans.[…]
Quis nisi vel miles vel amans et frigora noctis
et denso mixtas perferet imbre nives?
mittitur infestos alter speculator in hostes;
in rivale oculos alter, ut hoste, tenet.
Ille graves urbes, hic durae limen amicae,
obsidet; hic portas frangit, at ille fores. […]
Ipse ego segnis eram discinctaque in otia natus;
mollierant animos lectus et umbra meos.
Impulit ignavum formosae cura puellae
iussit et in castris aera merere suis.
Inde vides agilem nocturnaque bella gerentem
qui nolet fieri desidiosus, amet!

Tareas:
[1] Ovidio dirige estos consejos a un amigo suyo. ¿A quién?
[2] El soldado debe espiar al enemigo. ¿A quién debe espiar el amante?
[3] Ovidio, en cierto momento, habla de sí mismo (observa el uso de los verbos en primera persona). ¿Qué dice de sí mismo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s