Himno homérico II, Dioniso y los piratas

Traducción del Himno homérico a Dioniso donde trata de cómo éste fue apresado por unos piratas y cómo se vengó de ellos. Los himnos homéricos son una serie de poemas conservados en verso épico que fueron atribuidos al insigne rapsoda.

dioniso y los piratas 00


Voy a conmemorar de Dioniso, el hijo de la gloriosísima Sémele, cómo apareció junto a la orilla del mar inculto en un promontorio avanzado, en la figura de un varón joven, en su primera adolescencia. Hermosos ondeaban en redor suyo los oscuros cabellos. Un manto de púrpura llevaba sobre sus robustos hombros. De pronto, unos hombres surgieron raudamente de una nave bien provista de bancos, sobre la mar vinosa: unos piratas tirrenos ¡Mal destino los guiaba! Al verlo, intercambiaron señales con la cabeza. Al punto saltaron a tierra y, tras apoderarse en seguida de él, lo instalaron en su nave, regocijados en su corazón.
Se figuraban, en efecto, que era un hijo de reyes vástagos de Zeus y querían atarlo con terribles ligaduras. Pero las ataduras no conseguían retenerlo, y los mimbres caían lejos de sus manos y pies. Mas él permanecía sentado con una sonrisa en sus ojos zarcos. El timonel, al percatarse, llamó en seguida a sus camaradas y les dijo:
– ¡Infelices! ¿Qué dios es éste al que pretendéis atar, tras haberlo capturado, poderoso como es? Pues ni siquiera puede soportar su peso la nave bien construida. De seguro que éste, o bien es Zeus o Apolo el del arco de plata, o Poseidón, puesto que no es semejante a los hombres mortales, sino a los dioses que poseen olímpicas moradas.
¡Ea!, dejémoslo, pues, en la oscura tierra firme en seguida, y no le pongáis las manos encima, no sea que, irritado por algo, suscite vientos terribles y enorme tempestad.
Así dijo. Pero el capitán lo reprendió con acerbas palabras:
— ¡Infeliz! Atiende a la brisa favorable e iza conmigo la vela de la nave asiendo las jarcias todas, que de él se ocupará la tripulación.
Espero que llegará a Egipto o a Chipre o junto a los Hiperbóreos o más allá. Y al final nos revelará alguna vez a sus amigos y todos sus bienes, así como a sus parientes, puesto que una divinidad nos lo puso a nuestro alcance.
Dicho esto, arbolaba el mástil y la vela de la nave. Sopló el viento el centro de la vela y a uno y otro lado tendieron las jarcias. Pero bien pronto se les mostraron sucesos prodigiosos. Lo primero, por la rauda nave negra comenzó a borbollar un oloroso vino dulce de beber y emanaba un aroma de ambrosía. De los marineros todos hizo presa el estupor cuando lo vieron.
En seguida, por lo más alto de la vela se extendió una viña de parte a parte y de ella pendían numerosos racimos. En torno al mástil se enredaba, negra, una hiedra cuajada de flores. Lleno de encanto brotaba sobre ella el fruto. Todos los escálamos tenían guirnaldas. Ellos, al verlo, exhortaban ya entonces al timonel a que acercara la nave a tierra. Pero el dios se les transformó en un león espantoso dentro de la nave, sobre el puente. Lanzaba grandes rugidos y, por dar señales de su divino poder, suscitó en la parte central una osa de hirsuta cerviz.
Se alzó, furiosa, y el león se hallaba sobre lo alto del puente, dirigiéndoles torvas, terribles miradas. Ellos huyeron hacia popa y en torno al timonel, que conservaba su ánimo templado, se detuvieron atemorizados. Mas de repente el león, de un salto, hizo presa en el capitán. Los demás, cuando lo vieron, para librarse de un funesto destino, saltaron todos a la vez por la borda, hacia la mar divina, y se tornaron en delfines. Del timonel en cambio se apiadó. Lo contuvo, lo hizo del todo feliz y le dijo estas palabras:
—Ten ánimo, divino timonel, grato a mi corazón. Soy Dioniso, el de poderoso bramido. La madre que me engendró fue la cadmea Sémele, tras haberse unido en amor a Zeus.
¡Salve, hijo de Sémele, la de hermoso rostro! En modo alguno es posible, olvidándose de ti, componer un dulce canto.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s