EJERCICIOS DE LATÍN – FRASES

Unas cuantas frases para leer y traducir :

enlace: http://www.santiagoapostol.net/latin/textos_cesar.html

 ***

Quis? quantum

Virginia

evolución del léxico:Strictum

Terram

Ventum

vitam

 frase 5:

Leonnatus multis pollicitationibus persuadere Eumĕni studuit, ut secum faceret societatem.

 frase 6:

Caesar tribunos plebis, qui ad eum profugĕrant, convenit.

 frase 7:

Martina

 

evolución del léxico:

Rotam

Somnum

Strictum

 Terram

 frase 5: 2,5
 frase 6:
 frase 7:2,5

Clementia

 Populum

Portam

Rotam

Somnum

 frase 5:3
 frase 7:
 frase 6:

Atticus

operam

 Petram

Plenum

Populum

 frase 4:3

 

 frase 5:3
 frase 6:3

Sergius

multum

Mutare

Noctem

Oculum

 frase 4:3

 frase 5:3
frase 6:3

Paula

Magistrum

multum

Mutare

Noctem

frase 0:

 

 frase 6:0

 Conventus civium Romanorum, qui Lissi habitabant, Antonium recepit eumque omnibus rebus iūvit. (conventus -us ‘conjunto, asamblea, colonia’, Lissi : locativo de Lissus -i, ‘Liso’, ciudad de Dalmacia (hoy en Albania); iuvit : pto. perf. de iuvo iuvare )

. El conjunto de los ciudadanos romanos, que vivían en Liso, A Antonio retiró a todos los que ayudaron al rey.

 frase 7:1,5

Domenicus

Flammam

integrum

laborare

Lactem

 frase 5:

 Domitius profectus est ad occupandam Massiliam navibus actuariis septem. (actuaria <navis> : nave ligera)

frase 6:

Cæsar hortatur milites ut eius existimationem dignitatemque ab inimicis defendant.

 frase 7:

Aurora

Delicatum

Dominum

Facere

Filium

frase 5:

M. [Marcus] Cato consulatum gessit cum L. Valerio Flacco, sorte prouinciam nactus Hispaniam citeriorem.

 frase 6:
 Caesar Brundisium cum legionibus VI pervenit, quas ex novo dīlectu confecĕrat. ( dīlectus & dēlectus -us ‘leva, reclutamiento‘)César junto a seis legiones,a las cuales había completado con nuevos reclutas,llegaron a Brundisio.  frase 7:3

Marina

Aurum

Capillum

Causam

Clavem

 frase 5:

Perdiccas cogitabat Eumenem magno usui fore sibi in iis rebus, quas apparabat. (magno usui esse ‘ser de gran utilidad’)

 frase 6:
Domitius militibus suis paret praestare ominia quae usui ad defendendum oppidum sint.  frase 7:

Pax

Rotam
Aperire

vitam

integrum

 frase 6:

Philippus rex Eumenem semper habuit ad mănum, scribae lŏcō. (locus -i ‘puesto, cargo, oficio’; scriba -ae ‘escribano, secretario’ Eūmĕnes -is ‘Eumenes’) El rey Filipo ha tenido siempre a Eumenes a mano en lugar del secretario  frase 4:2,5

 frase 5:2

Vitalia


Plenum

Strictum

integrum
Aurum

 frase 0:

Legionis decimotertiæ milites, Cæsaris ductu, plurima proelia secunda fecerunt.

 frase 6:

.Cæsar hortatur milites ut eius existimationem dignitatemque ab inimicis defendant.

 frase 7:

Selena

Terram

Causam

Clavem
Portam

frase 5:

Philippus rex Eumenem semper habuit ad mănum, scribae lŏcō. (locus -i ‘puesto, cargo, oficio’; scriba -ae ‘escribano, secretario’ Eūmĕnes -is ‘Eumenes’ )  frase 6:

In Sicori flumine pontes effecerat duos distantes inter se milia passuum IIII.

 frase 7:

Benedicta

Facere

multum

Somnum

Ventum

 frase 0:

  Leonnatus multis pollicitationibus persuadere Eumĕni studuit, ut secum faceret societatem.

Leonato estudia SE ESFORZÓ POR persuadir a EumEnes con muchas promesas con el fin de hacer una alianza con él.

 frase 6:2,5

Caesar eos maxime hortatus est ut de re frumentaria providerent (hortor ‘exhortar, animar; aconsejar’ v. deponente )

Cesar es muy exhortado por EXHORTÓ A estos para que les proporcionara maiz.

frase 7:2

Dora

Populum

Mutare

Dominum

Annum.

 frase 5:

 uterque dux exspectabat, si adversariorum copiae vallem transire conarentur (si… «a ver si…»)(conor conari “intentar” v. deponente)   frase 6:

Itaque Caesaris milites cum duabus legionibus, quae superioribus diebus flumen transiĕrant, castra cōniungunt. (flumen transeo transire transii transitum «pasar [al otro lado del] río»)(castra conjungere «unir sus campamentos »)

 frase 7:

Papilia

vitam

Petram

Magistrum

Filium

frase 5:1,5


 frase 6:1,5

 frase 7:2
Faustina

operam

Flammam

Delicatum

Capillum

 frase 6:
 frase 5:3

Legionis decimotertiæ milites, Cæsaris ductu, omnem Galliam Germaniamque pacaverunt.

 frase 7:

Alexander

laborare

Lactem

Noctem

Oculum

 frase 5:

...

 frase 6:

frase 7:

Anuncios

TUCÍDIDES (SELECCIÓN DE TEXTOS)

Como introducción para la historiografía, podéis escuchar UN ARCHIVO SONORO en este enlace:

LITERATURA GRIEGA – LA PROSA – HISTORIOGRAFÍA

GUIÓN PARA TRABAJAR LOS TEXTOS DE TUCÍDIDES, DESCARGAR DESDE DOC240414. Pincha aquí para descargar texto de Tucídides TUCIDIDES. Historia de la Guerra del Peloponeso.

TEXTOS de Tucídides (s. IV a.C)

TEXTO I

El ateniense Tucídides escribió la guerra que tuvieron entre sí los peloponenses y atenienses, comenzando desde el principio de ella, por creer que fuese la mayor y más digna de ser escrita, que ninguna de todas las anteriores, pues unos y otros florecían en prosperidad y tenían todos los recursos necesarios para ella; y también porque todos los otros pueblos de Grecia se levantaron en favor y ayuda de la una o la otra parte, unos desde el principio de la guerra y otros después. Fue este movimiento de guerra muy grande, no solamente de todos los griegos, sino también en parte de los bárbaros y extraños de todas naciones. Porque de las guerras anteriores, especialmente de las más antiguas, es imposible saber lo cierto y verdadero, por el largo tiempo transcurrido, y a lo que yo he podido alcanzar por varias conjeturas, no las tengo por muy grandes, ni por los hechos de guerra, ni en cuanto a las otras cosas.

 

TEXTO II

Manifiéstase bien la flaqueza y poco poder que entonces tenían los griegos, en que antes de la guerra de Troya, no había hecho la Grecia hazaña alguna en común, ni tampoco me parece que toda ella tenía este nombre de Grecia, sino alguna parte, hasta que vino Helén hijo de Deucalión; ni aun algún tiempo después tenían este nombre, sino cada gente el suyo: poniéndose el mayor número el nombre de pelasgos.
(…)
…se llamaron helenos, que quiere decir griegos, nombre que no pudo durar largo tiempo, según muestra por conjeturas el poeta Homero, que vivió muchos años después de la guerra de Troya, y que no llama a todos en general helenos o griegos, sino a las gentes que vinieron en compañía de Aquiles desde aquella provincia de Ftiótide, que fueron los primeros helenos, y en sus versos los nombra dánaos, argivos y aqueos.

TEXTO III

Mas el que quisiere examinar las conjeturas que yo he traído, en lo que arriba he dicho, no podrá errar por modo alguno. No dará crédito del todo a los poetas que, por sus ficciones, hacen las cosas más grandes de lo que son, ni a lo historiadores que mezclan las poesías en sus historias, y procuran antes decir cosas deleitables y apacibles a los oídos del que escucha que verdaderas. De aquí que la mayor parte de lo que cuentan en sus historias, por no estribar en argumentos e indicios verdaderos, andando el tiempo viene a ser tenido y reputado por fabuloso e incierto. Lo que arriba he dicho está tan averiguado y con tan buenos indicios y argumentos, que se tendrá por verdadero.
Y aunque los hombres juzguen siempre la guerra que tienen entre manos por muy grande, y después de acabada tengan en más admiración las pasadas, parecerá empero claramente a los que quisieren mirar bien en las unas y en las otras por sus obras y hechos que ésta fue y ha sido mayor que ninguna de las otras.
Y porque me sería cosa muy difícil relatar aquí todos los dichos y consejos, determinaciones, conclusiones y pareceres de todos los que hablan de esta guerra, así en general como en particular, así antes de comenzada, como después de acabada, no solamente de lo que yo he entendido de otros que lo oyeron, pero también de aquello que yo mismo oí, dejo de escribir algunos. Pero los que relato son exactos, si no en las palabras, en el sentido, conforme a lo que he sabido de personas dignas de fe y de crédito, que se hallaron presentes; y decían cosas más consonantes a verdad, según la común opinión de todos.
Mas en cuanto a las cosas que se hicieron durante la guerra, no he querido escribir lo que oí decir a todos, aunque me pareciese verdadero, sino solamente lo que yo vi por mis ojos, y supe y entendí por cierto de personas dignas de fe, que tenían verdadera noticia y conocimiento de ellas. Aunque también en esto, no sin mucho trabajo, se puede hallar la verdad. Porque los mismos que están presentes a los hechos, hablan de diversa manera, cada cual según su particular afición o según se acuerda. Y porque yo no diré cosas fabulosas, mi historia no será muy deleitable ni apacible de ser oída y leída.
Mas aquellos que quisieren saber la verdad de las cosas pasadas y por ellas juzgar y saber otras tales y semejantes que podrán suceder en adelante, hallarán útil y provechosa mi historia; porque mi intención no es componer farsa o comedia que dé placer por un rato, sino una historia provechosa que dure para siempre.

 

TEXTO IV

Aquella vez, para referir las alabanzas de los primeros que fueron muertos en la guerra, fue elegido Pericles, hijo de Jantipo; el cual, terminadas las solemnidades hechas en el sepulcro, subió sobre una cátedra, de donde todo el pueblo le pudiese ver y oír, y pronunció este discurso:
“Muchos de aquellos que antes de ahora han hecho oraciones en este mismo lugar y asiento, alabaron en gran manera esta costumbre antigua de elogiar delante del pueblo a aquellos que murieron en la guerra, mas a mi parecer, las solemnes exequias que públicamente hacemos hoy, son la mejor alabanza de aquellos, que por sus hechos las han merecido. Y también me parece que no se debe dejar al albedrío de un hombre solo que pondere las virtudes y loores de tantos buenos guerreros, ni menos dar crédito a lo que dijere, sea o no buen orador, porque es muy difícil moderarse en los elogios, hablando de cosas de que apenas se puede tener firme y entera opinión de la verdad…”

 

TEXTO V

LOS ATENIENSES.—Varones melios, porque tenemosentendido que no habéis querido que hablemos delante de todo el pueblo sino solamente aquí en este ayuntamiento aparte, pues sospecháis que aunque nuestras razones sean buenas y verdaderas, si las proponemos de una vez todas juntas delante de todo el pueblo, acaso éste, engañado por ellas, será inducido a cometer algún yerro a causa de no haber discutido antes la materia punto por punto y altercado sobre ella, será necesario que vosotros hagáis lo mismo, a saber: que no digáis todas vuestras razones de una vez, sino por sus puntos. Según viereis que nosotros decimos alguna cosa que no os parezca conveniente ni ajustada a razón, vosotros responderéis a ella y diréis libremente vuestro parecer. Ante todas cosas decidnos si esta manera de hablar por pregunta y respuesta que os proponemos, os agrada o no.
(…)
MELIOS.– …si os parece, nuestra conversación será como vosotros habéis propuesto.
ATENIENSES.—Conviniendo, pues, hablar de esta suerte, no queremos usar con vosotros de frases artificiosas ni de términos extraños, como si por derecho y razón nos perteneciese el mando y señorío sobre vosotros, por causa de la victoria que en los tiempos pasados alcanzamos contra los medos, ni tampoco será menester hacer largo razonamiento para mostraros que tenemos justa causa de comenzar la guerra contra vosotros por injurias que de vosotros hayamos recibido. Tampoco hay necesidad de que aleguéis que fuisteis poblados por los lacedemonios, ni que no nos habéis ofendido en cosa alguna, pensando así persuadirnos de que desistamos de nuestra demanda, sino que conviene tratar aquí de lo que se debe y puede hacer, según vosotros y nosotros entendemos, el negocio que al presente tenemos entre manos y considerar que entre personas de entendimiento las cosas justas y razonables se debaten por derecho y razón, cuando la necesidad no obliga a una parte más que a la otra; pero cuando los más flacos contienden sobre aquellas cosas que los más fuertes y poderosos les piden y demandan, conviene ponerse de acuerdo con éstos para conseguir el menor mal y daño posible.
(…)
MELIOS.—¿Cómo puede ser tan provechoso para nosotros ser vuestros súbditos, como para vosotros ser nuestros señores?
ATENIENSES.—Os es ciertamente provechoso, porque más vale que seáis súbditos que sufrir todos los males y daños que os pueden venir a causa de la guerra; y nuestro provecho consiste en que nos conviene más mandaros y teneros por súbditos que mataros y destruiros.
MELIOS.—Veamos si podemos ser neutrales sin unirnos a una parte ni a otra, y que nos tengáis por amigos en lugar de enemigos. ¿No os satisfará esto?
ATENIENSES.—En manera alguna, que más daño nuestro sería teneros por amigos que por enemigos, porque si tomamos vuestra amistad por temor, sería dar grandísima señal de nuestra flaqueza y poder, por lo cual los otros súbditos nuestros a quien mandamos, nos tendrían en menos de aquí en adelante.
(…)
MELIOS.—Es verdad, pero también sabemos que la fortuna en la guerra muchas veces es común a los débiles y a los fuertes, y que no todas favorece a los que son más en número. Por otra parte, entendemos que el que se somete a otro no tiene ya esperanza de libertarse, pero el que se pone en defensa, la tiene siempre.
ATENIENSES.—La esperanza es consuelo de los que se ven en peligro, aunque algunas veces trae daño a los que tienen causa justa; porque tenerla, y bien grande, no los echa a perder por completo, como hace con aquellos que todo lo fían en esto de esperar, lo cual es peligroso, pues la esperanza, a los que se han confiado en ella en demasía, no les deja después vía ni manera por donde poderse salvar. Por lo cual vosotros, pues, os conocéis débiles y flacos, y veis el peligro en que estáis, os debéis guardar de él y no hacer como otros muchos, que, teniendo primero ocasión de salvarse, después que se ven sin esperanza cierta, acuden a lo incierto, como son visiones, pronósticos, adivinaciones, oráculos y otras semejantes ilusiones, que con vana esperanza llevan los hombres a perdición.
MELIOS.—Bien conocemos claramente lo mismo que vosotros sabéis, que sería cosa muy difícil resistir a vuestras fuerzas y poder, que sin comparación son mucho mayores que las nuestras, y que la cosa no sería igual; confiamos, sin embargo, en la fortuna y en el favor divino, considerando nuestra inocencia frente a la injusticia de los otros. Y aun cuando no seamos bastantes para resistiros, esperamos el socorro y ayuda de los lacedemonios, nuestros aliados y confederados, los cuales por necesidad habrán de ayudarnos y socorrernos, cuando no hubiese otra causa, a lo menos por lo que toca a su honra, por cuanto somos población de ellos, y son nuestros parientes y deudos. Por estas consideraciones comprenderéis que con gran razón hemos tenido atrevimiento y osadía para hacer lo que hacemos hasta ahora.
ATENIENSES.—Tampoco nosotros desconfiamos de la bondad y benignidad divina, ni pensamos que nos ha de faltar, porque lo que hacemos es justo para con los dioses y conforme a la opinión y parecer de los hombres, según usan los unos con los otros; porque en cuanto toca a los dioses, tenemos y creemos todo aquello que los otros hombres tienen y creen comúnmente de ellos; y en cuanto a los hombres, bien sabemos que naturalmente, por necesidad, el que vence a otro le ha de mandar y ser su señor, y esta ley no la hicimos nosotros, ni fuimos los primeros que usaron de ella, antes la tomamos al ver que los otros la tenían y usaban, y así la dejaremos perpetuamente a nuestros herederos y descendientes. Seguros estamos de que si vosotros y los otros todos tuvieseis el mismo poder y facultad que nosotros, haríais lo mismo.
Por tanto, respecto a los dioses, no tememos ser vencidos por otros, y con mucha razón; y en cuanto a lo que decís de los lacedemonios y de la confianza que tenéis en que por su honra os vendrán a ayudar, bien librados estáis, si en esto sólo os tenéis por bienaventurados, como hombres de escasa experiencia del mal; mas ninguna envidia os tenemos por esta vuestra necedad y locura. Sabed de cierto que los lacedemonios entre sí mismos, y en las cosas que conciernen a sus leyes y costumbres, muchas veces usan de virtud y bondad, mas de la manera que se han portado con los otros, os podríamos dar muchos ejemplos: En suma os diremos por verdad lo que de ellos sabemos, que es gente que sólo tiene por bueno y honesto lo que le es agradable y apacible, y por justo lo que le es útil y provechoso; por lo cual, atenerse a sus pensamientos, que son varios y sin razón en cosa tan importante como ésta en que os van la vida y las honras, no sería cordura vuestra.
(…)

*

   En este tiempo los melios salieron otra vez de la ciudad, fueron sobre el muro que los atenienses habían hecho en aquella parte, y lo tomaron, porque había poca gente de guarda.
Sabido esto por los atenienses, enviaron nuevo socorro al mando de Filócrates, hijo de Demeas, el cual tenía a punto sus ingenios y pertrechos para batir los muros de la ciudad, pero los sitiados, por causa de algunos motines y traiciones que había entre ellos, se entregaron a merced de los atenienses, los cuales mandaron matar a todos los jóvenes de catorce años arriba, y las mujeres y niños quedaron esclavos, llevándolos a Atenas. Dejaron en la ciudad guarnición, hasta que después enviaron quinientos moradores con sus familias para poblarla con gente suya.

 

TEXTO VI

Por estas causas, y por no poder sufrir los tributos que les ponían, las gentes de Antandro echaron a los persas de la villa, y Tisafernes se sintió en gran manera ofendido, con tanto más motivo estándolo ya por lo que habían hecho los peloponenses en Mileto y en Cnido, expulsando de ambas poblaciones a los soldados del jefe persa. Y temiendo que le sucediese peor, y sobre todo que Farnabazo los recibiese a su sueldo y con su ayuda hiciese con menos gasto y en menos tiempo más efecto que había podido hacer él contra los atenienses, determinó ir al Helesponto para quejarse ante los peloponenses de los ultrajes que le habían sido hechos.
También iba por excusarse y descargarse de lo que le culpaban, principalmente en lo de las naves de los fenicios.
Púsose en camino, y llegado a Éfeso, hizo su sacrificio en el templo de Ártemis.
En el invierno venidero, después de este verano, finaliza el año veintiuno de esta guerra.

 

 

TEXTO DE LA ANÁBASIS DE JENOFONTE

Desde aquí puedes descargar el texto de la Anabasis o Expedición de los diez mil , de Jenofonte.

 

 

 Y aquí puedes descargar el texto del libro IV de esta obra de Jenofonte, o bien a continuación en esta página puedes oírlo en modo audiolibro:

 INTRODUCCIÓN (resumen) descargar
 capítulo I descargar
capítulo II descargar
capítulo III descargar
capítulo IV (descargar)
capítulo V (descargar)
capítulo VI (descargar)
capítulo VII (descargar)
capítulo VIII (descargar)

Nombres propios: Quirísofo, Cefisodoro de Atenas, Anfícrates de Atenas, Arcágoras de Argos, Argos, Euríloco, Estratocles de Creta, carducos, Armenia, Tigris, Éufrates.

Preguntas para la comprensión del capítulo I:
[1] ¿ Los carducos hacen frente a los griegos, o bien huyen a las montañas con mujeres e hijos?
[2] ¿Los griegos roban todo lo que pueden en las aldeas de los carducos, o evitan llevarse objetos de valor?

[3] Los griegos usaron a un prisionero como guía, que resultó útil, ¿verdadero o falso?

Preguntas para la comprensión del capítulo II:

[1] Los griegos dejan una guardia en la cima que habían conquistado, pero los enemigos contraatacan y mueren… ¿Jenofonte, Quirísofo, Cefisodoro, Anfícrates o Arcágoras? [2] Los griegos descubren el vino que los carducos guardaban en sus casas ¿verdadero o falso?

Preguntas para la comprensión del capítulo III :

Elige la respuesta correcta:
[1] En una situación difícil, ante el obstáculo de un río, Jenofonte tiene un sueño:
(a) que él estaba encadenado y de repente los grilletes se le soltaron por sí mismos
(b) que un águila se enfrentaba una serpiente y ganó el águila.
(c) que los armenios hacían una fiesta e invitaban a los griegos.
[2] Al cruzar el río, finalmente, los jinetes enemigos que estaban al otro lado…
(a) … huyeron y no impideron el paso a los griegos
(b) … desmontaron de sus cabalgaduras y entonaron ciertos cánticos de guerra
(c) … se enfrentaron a los griegos, pero fueron vencidos sin excesiva dificultad.
[3] Los carducos iban armados …
(a) con armaduras y fuertes escudos, al modo de los hoplitas.
(b) iban armados a la ligera, con arco y flechas y hondas para lanzar piedras.
c) con largas lanzas, como para enfrentarse a la caballería.

 

Preguntas para la comprensión del capítulo IV:

Elige la respuesta correcta:
– Tiribazo, gobernador de Armenia, era amigo del rey de Persia y solía ayudarlo a … (¿combatir contra los carducos? ¿montar a caballo? )
– Un prisionero informó a los griegos que Tiribazo …(¿pensaba atacar a los griegos en un paso estrecho entre montañas?) (¿les ofrecía su hospitalidad en su palacio?) (¿les prometió proporcionales un guía?)
Preguntas para la comprensión del capítulo V.
¿Correcto? ¿Falso?
– Los griegos hicieron un sacrificio al dios del viento, y éste se calmó.
– Los hombres enfermos que padecían desnutrición se repusieron cuando volvieron a comer algo.
– Para protegerse de la nieve, había que colocar un objeto negro delante de los ojos.
– Las sandalias nuevas, hechas con pieles de bueyes recién desollados, eran muy aptas para caminar.

Preguntas para la comprensión del capítulo VIII.
[1] Qué objetos, como prenda de amistad, intercambian los griegos y los macrones.

 

LITERATURA GRIEGA – LA ÉPICA. HOMERO

Haz click para escuchar o descargar
http://www.ivoox.com/literatura-griega-epica-homero_md_2105265_1.mp3″

1. Homero. La poesía épica.

La poesía épica es aquella que narra las hazañas realizadas por héroes en un época legendaria, en forma versificada, de forma oral o escrita. El género de la poesía épica oral griega está representado principalmente por dos obras, La Ilíada y la Odisea , dos poemas épicos atribuidos a Homero, compuestos entre los siglos VIII y VI.

La Ilíada narra un episodio acaecido en el décimo año de la guerra de Troya. Aquiles, ofendido e irritado contra Agamenón por obligarle a devolverle una esclava que previamente aquél le había regalado, decide retirarse de la lucha. En su ausencia, los griegos sufren continuas derrotas, hasta que Patroclo, un amigo suyo, muere a manos de los troyanos. Regresa entonces a la batalla para vengarlo. Se enfrenta al héroe troyano, Héctor, y lo vence. La epopeya acaba con los funerales en honor a Héctor.

La Odisea narra las desventuras de Ulises en su intento de regresar a su patria, concluida la guerra de Troya.

Forma.

La característica formal más destacada de esta poesía épica es su carácter oral: los poemas fueron compuestos y transmitidos oralmente, sin ayuda de la escritura.

Una consecuencia de su carácter oral es el lenguaje formular: consiste en el empleo de frases hechas que se repiten con frecuencia, por ejemplo los epítetos que describen a muchos de los personajes (“Aquiles, el de los pies ligeros”, o bien “Atenea, la de ojos de lechuza” etc.). Se trata de una técnica o “truco” que facilitaba a los poetas la composición y la memorización.

Los poemas homéricos están escritos en un dialecto literario, propio del género épico, y que no se corresponde con ninguno de los dialectos griegos hablados. En su mayor parte se trata del dialecto jonio, con influencias notables del eolio, y la presencia de numerosos arcaísmos. Su origen geográfico podría situarse en la región de Esmirna, en Asia Menor, es decir, en una zona fronteriza entre el dialecto jonio y eolio. De hecho, la tradición menciona a Esmirna o a Quíos (la isla que está enfrente) como la patria de Homero. La presencia de arcaísmos se debe a su origen antiguo (los poemas debieron empezar a componerse a fines de la época Micénica, varios siglos antes de que fueran recogidos por la escritura).

En cuanto a la métrica, utilizan el verso llamado “hexámetro” (una serie de seis medidas o “pies” de estructura – ˘ ˘ ), un tipo de verso que desde Homero quedó fijado como el verso propio del género épico.

Μῆνιν ἄειδε θεὰ Πηληϊάδεω Ἀχιλῆος 

οὐλομένην, ἣ μυρί᾽ Ἀχαιοῖς ἄλγε᾽ ἔθηκε 

¡Canta, oh diosa, la cólera del Pelida Aquiles;
cólera funesta que causó infinitos males a los aqueos!
 http://www.ivoox.com/iliada-homero-canto-i_md_3828464_wp_1.mp3″ (descargar traducción canto I)

La Ilíada sigue una estructura lineal. La estructura de la Odisea es más complicada: se desarrollan dos narraciones paralelas. La acción principal (regreso de Ulises a Ítaca) discurre paralela a la historia de Telémaco, hijo de Ulises, que igualmente viaja para buscarlo y afronta otras dificultades. Ambas acciones paralelas se unen a partir del canto XVI, con el regreso y reencuentro de Ulises con su esposa Penélope y su hijo, y la venganza sobre los aristócratas que pretendían quedarse con su hacienda.

Origen de la poesía épica en Grecia

El género de la poesía épica oral ha surgido a menudo en sociedades con una inclinación a la guerra y a la aventura; existencia de una nobleza poderosa; una cultura material pobre, sin refinamientos; donde la virtud que más se aprecia es el valor guerrero y la honra personal. La elaboración literaria de los hechos heroicos se realiza en una época posterior, cuando los hechos relatados pertenecen ya al pasado ilustre y legendario.

En el caso griego, la literatura épica se desarrolló sobre el 720 a.C., mientras que la época heroica-mítica a que alude es la civilización micénica, que terminó en el 1100 a.C.

Los poemas épicos son el resultado de una tradición oral centenaria. Fueron compuestos, modificados y transmitidos por generaciones sucesivas de poetas anónimos (llamados aedos o rapsodas). El rapsoda recitaba un texto aprendido de memoria, pero además introducía cambios, añadiendo o suprimiendo cosas, de acuerdo con el gusto del público.

La cuestión homérica

Puesto que los poemas épicos son el resultado de una larga tradición oral, es discutible si realmente existió Homero, o es sólo un nombre. Los antiguos griegos y romanos no dudaron de la existencia histórica de Homero. Sin embargo, no se ponían de acuerdo sobre su lugar de origen ni la época en que vivió. De todos modos, esto no es de extrañar, pues una de las características del género épico es que los poetas se mantengan en el anonimato y no hagan referencia a sus propias vidas en sus poemas (lo contrario del género lírico).

Hay algunas diferencias de contenido que hicieron pensar que la Ilíada y la Odisea eran obras de autores distintos. En la Odisea los personajes se reparten entre “buenos” y “malos” (los que favorecen u obstaculizan el regreso de Ulises) de forma más clara que en la Ilíada. Además, mientras que las descripciones del paisaje faltan prácticamente en la Ilíada, éstas abundan en la Odisea.

Actualmente se acepta que pudo existir un poeta llamado Homero, originario de Esmirna o la isla de Quíos, el cual no sería el autor de los poemas en su totalidad, pero su participación en la elaboración definitiva debió ser decisiva. Los poemas fueron recogidos por escrito por una comisión de literatos en tiempos de Pisístrato (ca. 520 a.C.) y salvados así del olvido, según nos informa Marco Tulio Cicerón.

El héroe homérico

El sujeto de la poesía homérica es el héroe ἥρως:  Ájax, Aquiles, Héctor, Eneas etc.. La acción la mueven personas individuales: los héroes (o heroínas), y todos los demás son acompañantes que sufren sus fracasos o éxitos.

Los héroes homéricos siguen la llamada “moral agonal” (de ἀγών, competición, certamen). Según eso, lo más importante es la ἀρετή “primacía, excelencia, ser el mejor, nobleza”, equivalente al concepto de “honor, honra” en la Edad Media europea. Un héroe, pues, es el que tiene ἀρετή, debido a su linaje o a sus hazañas.

Aquiles es el personaje más típicamente heroico. La disputa inicial de Aquiles con Agamenón ha de entenderse como una cuestión de ᾿ἀρετή, “excelencia”: se niega a luchar por sentirse ofendido, al considerar que se le ha tratado de inferior y no se reconoció suficientemente su valía.

Es interesante observar que el carácter de este personaje evoluciona y cambia a lo largo de la narración: hay un progreso moral. El héroe furioso de principios de la Ilíada evoluciona a un tipo más complejo: el regreso de Aquiles a la lucha se debe a la muerte de Patroclo, su más querido amigo, que no puede quedar sin venganza. Así su cólera cede ante un sentimiento más noble y con ello la personalidad del héroe gana en complejidad. Después, cumplida la venganza con la muerte de Héctor, el carácter de Aquiles da un nuevo paso: surge en él un sentimiento de compasión ante las súplicas de Príamo para que le entregue el cuerpo de su hijo. El hecho de ceder no menoscaba su honor (ἀρετή),  y gana en humanidad.

Héctor representa un ideal de heroísmo más moderno, unido al deber patriótico del ciudadano y al deber para con su familia 1. Es una personificación de la grandeza y debilidad humanas: Zeus contempla (canto XVII) cómo viste la armadura arrebatada a Patroclo, y compadece al héroe que luce magnífica armadura cuando ya se han abierto para él las puertas del Hades.

Ulises se distingue por la prudencia, mezclada con la astucia. Sabe escapar de cualquier aprieto y esperar el momento oportuno. Esto se pone de manifiesto en sus peripecias en el mar, cuando afronta los obstáculos y adversidades del irritado Poseidón. Ulises mantiene un moderado equilibrio entre la humildad y la arrogancia (el exceso de arrogancia es llamado ὕβρις, lo que atrae inevitablemente el enojo y castigo de los dioses). Ulises es modelo de un hombre más “moderno”: alguien que sabe emplear las palabras tan bien como las armas, y para quien más vale maña que fuerza; es un hombre dueño de sí mismo que aprecia su libertad, y su meta ya no es conseguir honores ni tesoros, sino regresar a Itaca.

HESÍODO

Alrededor del 735 a.C. vivió Hesíodo, autor de dos poemas extensos, la Teogonía, en la cual describe la creación del mundo y el origen de los dioses, y Los Trabajos y los Días , una obra didáctica en la que da consejos sobre cómo cuidar de la hacienda y las labores agrícolas. Aunque por su contenido se aleja del mundo claramente épico de Homero, sin embargo utiliza el mismo dialecto literario y el mismo tipo de verso, y por ello hay que considerarlo una variante de la producción épica griega.

notas:

1 Cuando en el canto XII se le señala un mal agüero y se le pide precaución, Héctor rechaza el presagio diciendo “el mejor agüero es éste: combatir por la patria”. Héctor conoce su destino trágico, pero ha de cumplir con su deber.

———

vídeo documental sobre la figura de Odiseo-Ulises

——–

Recitación de la Ilíada de Homero, íntegra, en español
ILÍADA canto I http://www.ivoox.com/iliada-homero-canto-i_md_3828464_wp_1.mp3″ (descargar)

TESEO Y ARIADNA (texto, audio, traducción)

TESEO Y ARIADNA


(descargar)
ὡς δὲ ὁ Θησεὺς ἧκεν εἰς Κρήτην, Ἀριάδνη θυγάτηρ Μίνωος ἐρᾷ αὐτοῦ καὶ συμπράσσειν ἐπαγγέλλεται, ἐὰν ὁμολογήσῃ γυναῖκα αὐτὴν ἀπάγειν εἰς Ἀθήνας. ὁμολογήσας δὲ σὺν ὅρκοις Θησεὺς δεῖται Δαιδάλου μηνῦσαι τὴν ἔξοδον τοῦ λαβυρίνθου. ἐκεῖνος δὲ δίδωσι λίνον Θησεῖ εἰσιόντι · τοῦτο ἐξάψας Θησεὺς τῆς θύρας καὶ ἐφελκόμενος εἰσέρχεται. καταλαβὼν δὲ Μινώταυρον ἐν ἐσχάτῳ μέρει τοῦ λαβυρίνθου παίων πυγμαῖς ἀπέκτεινεν, ἐφελκόμενος δὲ τὸ λίνον πάλιν ἐξέρχεται.
καὶ διὰ νυκτὸς μετὰ Ἀριάδνης καὶ τῶν παίδων εἰς Νάξον ἀφικνεῖται. ἔνθα Διόνυσος ἐρασθεὶς Ἀριάδνης ἥρπασε, καὶ κομίσας εἰς Λῆμνον ἐμίγη αὐτῇ. λυπούμενος δὲ Θησεὺς ἐπ᾽ Ἀριάδνῃ καταπλέων ἐπελάθετο πετάσαι τὴν ναῦν λευκοῖς ἱστίοις. Αἰγεὺς δὲ ἀπὸ τῆς ἀκροπόλεως τὴν ναῦν ἰδὼν ἔχουσαν μέλαν ἱστίον, Θησέα νομίσας ἀπολωλέναι, ῥίψας ἑαυτὸν ἀπέθανε.


μετάφρασις (ver traducción)

translation-contest


Heracles y las aves (tareas 2º bach)


Heracles y las aves de la laguna Estinfálide

Εὐρυσθεὺς ἕκτον ἐπέταξεν ἆθλον τῷ Ἡρακλεῖ, τὰς Στυμφαλίδας ὄρνιθας ἐκδιῶξαι. ἦν δὲ ἐν Στυμφάλῳ πόλει τῆς Ἀρκαδίας λίμνη τις λεγομένη “Στυμφαλὶς”, πολλῇ ὕλῃ συνηρεφὴς · εἰς ταύτην ὄρνεις συνέφυγον, τὴν ἀπὸ τῶν λύκων ἁρπαγὴν φοβούμεναι. ἀποροῦντος οὖν Ἡρακλέους πῶς ἐκ τῆς ὕλης τὰς ὄρνιθας ἐκβάλῃ, ἡ Ἀθηνᾶ δίδωσιν αὐτῷ χάλκεα κρόταλα, παρὰ Ἡφαίστου λαβοῦσα. ταῦτα κρούων ἐπί τινος ὄρους τῇ λίμνῃ παρακειμένου τὰς ὄρνιθας ἐφόβει· αἱ δὲ τὸν δοῦπον οὐχ ὑπομένουσαι μετὰ δέους ἀνέπτoντο, καὶ τοῦτον τὸν τρόπον Ἡρακλῆς ἐτόξευσεν αὐτάς.


μετάφρασις (ver traducción)

translation-contest


 


 

ANTOLOGIA DE TE…

ANTOLOGIA DE TEXTOS PARA SELECTIVIDAD

En estos enlaces podéis encontrar la totalidad de textos que entran en la prueba de selectividad (Andalucía), un diccionario,  y otras informaciones

https://sites.google.com/site/selectividadgriegoandalucia/

https://sites.google.com/site/selectividadgriegoandalucia/antologia

He aquí algunos de esos TEXTOS para  Selectividad   ligeramente retocados para hacer más fácil y agradable su lectura

Zeus y la diosa Metis

TAREAS PARA 2º BACHILLERATO, IES VISTAZUL: DESCARGAR ZEUS Y METIS (WRITER), (FORMATO Word), (FORMATO PDF)
haz click en la imagen para escuchar
βούλεται δὲ Ζεὺς μείγνυσθαι Μήτιδι. ἡ δὲ Mῆτις ἀμύνει αὐτὸν καὶ μεταβάλλει εἰς πολλὰς μορφάς, τοῦ μὴ συνελθεῖν αὐτῷ. τέλος δὲ Ζεὺς μείγνυται Μήτιδι, καὶ αὐτὴν γενομένην ἔγκυον καταπίνει, ἐπείπερ ἐλέγετο γεννήσειν παῖδα, ὃς οὐρανοῦ δυνάστης γενήσεται. τοῦτο φοβηθεὶς κατέπιεν αὐτήν· ὡς δ᾽ ὁ τῆς γεννήσεως χρόνος ἐστί, πλήξαντος τὴν κεφαλὴν αὐτοῦ πελέκει Προμηθέως (ἢ καθάπερ ἄλλοι λέγουσιν Ἡφαίστου), ἐκ κορυφῆς Ἀθηνᾶ σὺν ὅπλοις ἀνέθορεν. Zeus quiere unirse a Metis: Metis lo rechaza y se cambia en muchas formas por no unirse a él. Finalmente, Zeus se une a Metis, y a ésta -que se estaba encinta- se la traga, ya que se decía que engendraría un hijo, que llegaría a ser el dueño del cielo. Temiendo esto, se la tragó; y cuando es el momento del nacimiento, tras golpearle la cabeza con un hacha Prometeo (o como otros dicen Hefesto), de la coronilla saltó Atenea con armas.