Los templos del griego Asclepio y el romano Esculapio

Estatua de Asclepio hallada en el templo griego de Epidauro y maqueta del templo de Esculapio, con forma de barco, en la Isla Tiberina de Roma

 ___Los templos de Asclepio, llamado Esculapio por los romanos, estuvieron vigentes por un milenio, estando presentes hasta el 500 de nuestra era.
___La curación se efectúa en ellos mediante un largo proceso que termina en la incubación (sueño terapéutico, sugestión; para otros), una especie de cura psicoanalítica mediante la interpretación de los sueños por parte de los sacerdotes.
___Esculapio se le aparece al paciente durante el sueño en el ábaton y lo cura o le sugiere una dieta o un tratamiento. El paciente previamente recibió baños purificadores, ungüentos, masajes, dietas, ayunos, sacrificios, oraciones, descansos y participación en ritos y ceremonias que ocupan varios días de espera, antes del sueño en el ábaton ante la estatua de Esculapio.

(Sigue leyendo el artículo completo en El diario de la salud)


virtual jpg

Antiguas fronteras del Imperio romano, limes romanus

__El limes consiste en antiguas fortificaciones limítrofes romanas desde el Rin hasta el Danubio. Hace unos dos mil años, la antigua potencia mundial delimitó su imperio frente a los «bárbaros» con fuertes, torres de vigilancia, murallas y empalizadas.
__El limes se extiende desde Bad Hönningen/Rheinbrohl a orillas del Rin hasta la zona de Abusina, a orillas del Danubio, muy cerca de Ratisbona. Junto a restos romanos conservados en su estado original, también pueden admirarse reconstrucciones, excavaciones e imitaciones, e incluso, en algunos puntos, el limes se puede reconocer como tal, recorriendo grandes distancias en línea recta a través de bosques y campos. Lugares de especial interés a lo largo de esta ruta son el Fuerte Saalburg en Bad Homburg, una fortaleza completamente reconstruida, el Museo Romano en Osterburken, el Museo Limes en Aalen, el mayor museo romano en el sur de Alemania con parque arqueológico y un fuerte, las termas romanas y el museo romano con centro de información del Limes en Weißenburg. De las fortificaciones de la frontera en sí, lo que mejor se conserva son las murallas y zanjas en el limes romanus, lo que se puede constatar sobre todo en algunas áreas de bosques de las cadenas de Westerwald y Taunus.

__Visitar el fuerte Saalburg nos permite ahondar en el mundo de los romanos, tanto más si se combina con la «ruta circular Saalburg» que atraviesa la cordillera del Taunus durante dos kilómetros largos y rodea Saalburg. Y después, nada como visitar el café del museo «taberna», de estilo romano. Por cierto, que el limes romanus no es ningún bien cultural patrimonio de la humanidad independiente, sino que forma parte del bien «Fronteras del Imperio romano», cuya primera posición se ubica en la muralla de Adriano de Gran Bretaña. En 2008 se incorporó la muralla de Antonino en Escocia. No obstante, eso no cambia en nada lo impresionante que resulta el limes.

(FUENTE: www.Germany.travel)


BLOG FAETONTE BadHomburg__Saalburg 00 RECORTE

Kastell Saalburg – Porta Praetoria – FOTO Holger Weinandt


BLOG FAETONTE BadHomburg__Saalburg 00 RECORTE

Kastell Saalburg – Porta Praetoria – FOTO Holger Weinandt

Una luz sobre el delta

 EL FARO DE ALEJANDRÍA

El pasado sumergido
La búsqueda arqueológica submarina en el mar cercano a la ciudad de Alejandría prosigue a ritmo intenso, en un intento de individualizar los restos de los edificios por los cuales la capital helenística es famosa. Entre ellos, el legendario faro
Un ojo sobre el mar.
El faro medía entre 120 y 140 metros de alto. Su primer cuerpo terminaba en una plataforma sobre la cual se alzaba un segundo cuerpo octogonal; la instalación de iluminación. Según los expertos, su luz se divisaba a 50 kilómetros de distancia.

Entre las ‘Siete Maravillas’ de la Antigüedad, el faro de Alejandría es el único que ha tenido el honor de saltar a las crónicas de los medios de comunicación en estos últimos tiempos. En el dique portuario de la gran ciudad egipcia, a pocos kilómetros del delta del Nilo, ha tenido lugar a lo largo del tiempo una imponente búsqueda arqueológica submarina para recuperar los restos de uno de los más fascinantes complejos monumentales de la Antigüedad. Es preciso aclarar que ‘faro’ deriva del nombre griego de la isla de Pharos, próxima a Alejandría (la ciudad fundada en abril del 331 a. C. por el príncipe macedonio de quien toma el nombre).

Península artificial

увеличитьAlejandro Magno quiso unir Pharos a tierra firme e hizo construir un dique de 1.200 metros de largo que, ampliado paso a paso, forma hoy la península de Ras-et-Tin. Sobre un escollo al este de la isla de Pharos se encontraba, precisamente, una gran torre con un faro. A la muerte del joven soberano macedonio, ocho años después de la fundación de la ciudad, Alejandría se convierte en la capital del Egipto de los Tolomeos. Durante el reinado de la dinastía Tolomeica (304 a. de C. al 30 d. C.) la ciudad contaba con numerosos edificios monumentales entre los que se encontraban el famoso Sema, la tumba de Alejandro Magno y la universidad dedicada a las musas, el Museion, con su legendaria biblioteca, la mayor colección de manuscritos del mundo antiguo que fundada por Tolomeo I, custodiaba 700.000 volúmenes, en su mayoría destruidos por un incendio en el 48 a. C. durante el asedio de Julio César a la ciudad. Pero ninguno de estos edificios, por otra parte espléndidos, resplandecía como el faro, el único incluido entre las ‘Siete Maravillas’ del mundo. Su construcción se inició durante el primer decenio del dominio tolomeico. La torre se encontraba rodeada por una terraza rectangular de 340 metros de perímetro y protegida con gruesos muros rompeolas. La construcción, totalmente revestida exteriormente de mármol, contaba con una estructura tripartita: un cuerpo rectangular (de 30,60 metros cada lado y 71 metros de alto), ligeramente estrechado hacia lo alto, constituía la parte inferior del faro. La primera torre acababa en una amplia plataforma, decorada en sus cuatro ángulos con estatuas de tritones. De la plataforma, que no era la base, salía el segundo cuerpo del faro, una torre octogonal bastante más estrecha y de 34 metros de altura. Dadas las reducidas dimensiones, esta última torre contaba con una rampa de carga y la escalera seguía por su interior.

Espejos amplificadores

Sobre la plataforma octogonal, una estructura circular contenía en su interior la instalación para la iluminación del faro. Ésta se basaba en una maravillosa serie de espejos cóncavos, reflectores que tenían la misión de amplificar y dirigir la luz. El edificio terminaba con la así llamada linterna (no en el sentido de instrumento para iluminar, sino en el arquitectónico de construcción circular con claraboyas que sirven para coronar un edificio), una pequeña y elegante estructura apoyada sobre columnas y de techo cónico, culminada con una estatua de Zeus (o Poseidón). Con una altura completa de 120-140 metros, el faro de Alejandría era (sin considerar las pirámides egipcias), la construcción más alta de la Antigüedad.

El castillo del mameluco

El faro de Alejandría permaneció intacto durante casi 10 siglos, hasta que una serie de terremotos causó su progresivo deterioro. Sus ruinas quedaron abandonadas a la entrada del Puerto Grande durante cerca de 100 años, cuando, en 1480, el sultán mameluco Kait Bey decidió fortificar la costa y alzó, en ese lugar, un castillo que todavía hoy se encuentra en pie y que lleva el nombre de su constructor.

(fuente: http://www.studyspanish.ru/grammar/txts/txt7sp_1.html )

Las lenguas indoeuropeas y su origen

De dónde vienen casi todas las lenguas de Europa

El primer problema que nos vamos a plantear es dónde se habló el indoeuropeo. Es decir, de dónde vienen casi todas las lenguas de Europa y muchas de Asia, el lugar originario, llamado Urheimat.

Hay varias teorías: la hipótesis armenia, la hipótesis de los kurganes, la india, la escandinava y la anatolia, entre algunas más. Hay para todos los gustos. Además, cada lugar lleva implícita una cronología de la lengua diferente.

(sigue leyendo el artículo completo haciendo click en geografiainfinita.com)

La flota ateniense en el s. V a.c.

La trirreme era el más formidable y sofisticado navío de guerra de la época. En algún momento del siglo VI a.c. se añadió al tradicional birreme una tercera fila de remeros.

marz6153Esta embarcación media un máximo de cuarenta metros y tenía un mínimo de 3 metros de ancho, aumentando hasta 6 metros en la parte mas ancha. Según la documentación ateniense, había 27 remeros a cada lado en el nivel inferior (thalamioi), que se situaban un poco por encima del nivel del mar. En el segundo nivel (zugioi) había también 27 remeros por cada lado, y en el nivel superior  (thranitai ) había  31 remeros por cada lado, situados en la parexeiresia (un añadido externo al casco) que albergaba  la nueva fila de remeros ligeramente por encima y hacia afuera de las otras dos filas inferiores. De esta manera los situados en la fila superior podían usar remos de la misma longitud que las otras filas; además esta disposición permitía reducir el centro de gravedad, haciendo más estable la trirreme.

Sigue leyendo el resto de l artículo a través del blog HISTORIA PARA NO DORMIR: La flota ateniense en el 415 a.c. …


ENLACES

LINKS HISTORIAS ARA NO DORMIR